Seleccionar página

El siguiente es un artículo muy interesante publicado por Infobae y que transcribo textualmente porque no tiene desperdicio.

Enfrentarse a una situación de emergencia por un accidente  en el hogar o en la calle no está ajeno a nadie. No obstante, pocos saben cómo actuar ante tales circunstancias , en general imprevistas.

Es por ello que los especialistas suelen ofrecer, tanto a sus pacientes como a la población en general, distintos consejos destinados a mantener la calma para ayudar con mayor eficiencia a la víctima.

Estos son algunos tips de primeros auxilios:

RCP (Resucitación Cardiopulmonar) en niños:

  • Si el menor tiene entre 1 y 8 años, las medidas que deben tomarse son las mismas que en los adultos. Primero, corroborar que el lugar en el que se encuentra el niño sea seguro y que esté boca arriba sobre una superficie plana y firme.
  • El mayor debe arrodillarse a su lado y tomar al chico de los hombros. Comprimiéndolos con fuerza, debe preguntarle si está bien. Si no responde, pida a alguien que llame a emergencias e inclínele levemente la cabeza hacia atrás levantando el mentón.
  • Verifique si respira con normalidad, colocando su oreja cerca de la boca y la nariz de la víctima. Si respira, colóquela de costado; si no, coloque la base de la palma de una mano en el medio del pecho, entre los pezones, apoye la otra sobre la primera entrelazando los dedos y realice 30 compresiones. Continúe con este ejercicio hasta que se reanude la respiración o hasta que llegue el personal especializado.
  • Ahora, si el niño tiene menos de 1 año, los ejercicios a realizar son los mismos, pero en vez de colocar la base de la palma de la mano sobre el pecho, deben utilizarse sólo dos dedos.

Accidente de tránsito:

  • Evalúe la seguridad de la escena y que estén dadas las condiciones para ingresar o participar.
  • También recuerde tener en cuenta el concepto de bioseguridad, es decir, no sólo corroborar las condiciones del lugar sino evitar entrar en contacto directo con sangre, líquidos bronquiales, vómitos, semen o cualquier líquido biológico (se pueden utilizar en ese caso guantes de látex, una bolsa de polietileno o cualquier lienzo).
  • Lo primero que debe hacer es pedir ayuda.
  • Luego, tratar de no ser atropellado por otro vehículo (se recomienda utilizar balizas u otras señales).
  • Si puede, apague el motor del auto accidentado.
  • Si la víctima está atrapada, no trate de moverla o sacarla a menos de que exista un riesgo de incendio o explosión.
  • Atienda primero a las personas que sufren problemas para respirar o presenten hemorragias. En tanto, espere que llegue la ayuda.

Ahogamiento por inmersión:

  • Retire a la persona del agua y colóquela sobre un piso firme.
  • Trate de pedir ayuda.
  • Si no responde, trate de hacerle maniobras de RCP. Si con ellas comienza a vomitar, coloque a la víctima de costado, y si reacciona, témplela con una manta.
  • Dado que los niños tienen muchas chances de ser reanimados, es importante que el mayor actúe con rapidez.

Electrocución:

  • Luego de evaluar la seguridad de la escena, pida ayuda.
  • No ingrese, no toque a la persona ni a ningún objeto hasta que corrobore que su seguridad no corre riesgos.
  • Solicite la desconexión de la fuente principal.
  • Quite el cable con un palo de madera o de un material que no sea conductor.
  • Asista a la víctima y, si es necesario, realice acciones de RCP.

Hemorragia nasal:

  • Si no sabe qué hacer, pida ayuda.
  • Recuerde el concepto de bioseguridad y utilice siempre protección.
  • Siente al sujeto y utilice el botiquín de primeros auxilios.
  • Presione a ambos lados de la nariz teniendo la cabeza levemente inclinada hacia delante.
  • Si la hemorragia persiste, presione con más fuerza y espere la llegada de ayuda.

Fuente: Emergencias S.A.