Seleccionar página

Lo primero que hay que saber a la hora de elegir un nombre de dominio para un Sitio Web es que no hay una forma que garantice el éxito; incluso en algunos casos tampoco hay que seguir un proceso ya que si queremos realizar un blog personal probablemente elijamos nuestro nombre (ej. ricardocorai.com) o si queremos crear un Sitio Web de un negocio u organización que ya está en marcha simplemente habrá que elegir su nombre y listo.

Pero bueno, si vamos a comenzar con un proceso creo que lo principal sería identificar a quien o a que cosa representará este dominio. Es decir, si es un dominio que representa a una persona, marca u organización. También tenemos que considerar el contexto en donde pretendemos tener influencia a fin de determinar si es necesario un dominio internacional o basta con un dominio local. Pensemos que aquí en Argentina es muy común que el público adulto a todo le agregue el .ar al final. Con lo cual en este caso quizás sea conveniente registrar más de un dominio (ej. datanoa.com y datanoa.com.ar) y configurar el servidor para que trabaje con ambos.

Está claro que la longitud de un dominio es un aspecto muy importante. Como es lógico cuanto más corto es un nombre de dominio más sencillo es recordarlo y no cometer errores de tipeo al escribirlo. Sin embargo nombre de dominios internacionales con 5 o 6 caracteres ya no se consiguen y en caso de querer comprar alguno registrado costará una pequeña fortuna. Así que si nuestro proyecto puede concretarse con un dominio de 7 u 8 caracteres y tenemos opciones de más caracteres la elección es obvia. De todas formas hay términos más largos que en algunos idiomas es sencillo recordar, redactar y/o pronunciar (ej. cnnenespanol.com) mientras que hay otros dominios más cortos que por ejemplo en Español son difíciles de tipear (ej. mashable.com). En la medida que uno elija un término debería optar por algo breve, si uno elige una frase completa, esta debe ser sencilla de recordar.

Algo curioso se da con el dominio sex.com. Es obvio que asuntos referidos al sexo son muy populares en Internet; si a eso le agregamos que el término sex tiene apenas 3 caracteres nos encontramos con un dominio que tanto por su temática como por su longitud justifica los más de 20 millones de dólares a los que fue vendido recientemente.

Debemos evitar incluir dígitos, guiones y abreviaciones, a no ser que estas sean más populares que el término propiamente dicha (ej. drperez.com es mejor que doctorperez.com y departamentosenventa.com es mejor que deptosenventa.com).

Finalmente si vamos a concretar el registro de un dominio, conviene verificar si el .com está disponible. Si no está disponible y tenemos otras opciones yo personalmente sugiero ir con ellas porque un .com representa siempre la mejor opción que podemos registrar; pensemos que este sería un dominio primario y los otros son opciones (ej. com.ar, .es, .net, .org, .info, etc.). Y en caso de concretar el registro de un .com ampliemos la elección incluyendo todas las extensiones posibles. Esta también es una forma de proteger la marca o derechos que se tengan sobre un proyecto.