Dios y el diablo

Esto es lo que vi en un consultorio médico:

Dios y el diablo

Y Dios pobló la tierra con espinaca, coliflor, brócoli, y todo tipo de vegetales, para que el Hombre y la Mujer pudieran alimentarse y llevar una vida sana.

Entonces Satanás creó McDonald’s, creó el Big Mac.

Y Satanás dijo al Hombre: “¿Lo quieres con fritas y gaseosa?”

Y el Hombre dijo: “Tamaño grande”. Y el Hombre engordó.

Y dijo Dios: “Haya yogurt, para que la mujer conserve la silueta que he creado con la costilla del Hombre”

Entonces Satanás creó el chocolate. Y la Mujer engordó.

Y dijo Dios: “Miren que les he dado frutas en abundancia, que les servirán de alimento”.

Entonces Satanás produjo el choripán con chimishurri casero. Y el Hombre engordó, y su colesterol malo se fue por las nubes.

Y creó Dios las zapatillas, y el Hombre decidió correr, para perder los kilos de más.

A lo que Satanás concibió la televisión con cable. Y agregó el control remoto, para que el Hombre no tuviese que cambiar el cana, entre ESPN y TyC Sports, con el sudor de su frente. Y el Hombre aumentó de peso.

Y dijo Satanás a la Mujer: “Es apetecible a la vista del Hombre una picadita” Y la Mujer le acercó al Hombre papas fritas, palitos salados, salamines y una cerveza. Y el Hombre aferrado al control remoto, comió la picada que era profusa en colesterol. Y vio a Satanás que estaba bien. Y el Hombre llegó a tener las coronarias bien tapadas. Y dijo Dios: “No es bueno que el hombre tenga un infarto”. Y entonces creó el cateterismo y la cirugía cardiovascular.

Entonces Satanas creó las obras sociales.

Una respuesta a “Dios y el diablo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.