Disponibilidad (segunda parte)

Algunas semanas atrás había mencionado que Disponibilidad es mi palabra preferida. Lo es porque cuando cuando alguien te ofrece su tiempo está dando lo más valioso que tiene ya que es algo que nunca recuperará.

Entre otras cosas la disponibilidad abarca respeto y afecto. La disponibilidad es también disposición. Es tener ganas de participar, de formar parte. Es ganas de ir y estar. No es cuando te llaman para saludarte por un aniversario o celebración social. Eso forma parte de un protocolo que puede o no significar que hay disponibilidad de una de las partes.

Tiene más fuerza un -Estaré ahí- o un -Cuenta conmigo- que un -Feliz cumpleaños-.

En estos tiempos modernos un -Te Quiero- o -Te Amo- pasan a ser frases vacías que se agotan a la vuelta de la esquina. Hay quienes pronuncian esas expresiones a modo de saludo o despedida  y no tienen idea del poder que realmente tienen.

¿Qué mayor prueba de afecto puedes esperar de alguien que el hecho de tener a esa persona presente o disponible?

¿Qué mejor regalo le podemos ofrecer a alguien que dedicarle nuestro tiempo?

Pero debe ser voluntario, espontáneo; tanto de un lado como del otro.

Así que espero que ahora comprendan un poco más por que Disponibilidad es mi palabra favorita.

Una respuesta a “Disponibilidad (segunda parte)”

  1. Me encanto! Y la vdd me deja ver y entender ciertas cosas .. Es cierto, el tiempo no regresa, es una de las cosas más valiosas q tenemos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.