Seleccionar página

Te ofrezco mi pecho para abrazar, mi hombro para que descanses y mi espalda para cargarte y llevarte a un viaje lejos de tus pesares para volver renovada y con las fuerzas necesarias para seguir creciendo.