Seleccionar página

Hoy me enteré que Alejandro falleció recientemente. Fuimos compañeros desde la primaria y siempre se destacó por ser un tipo con virtudes humanas admirables. Fue buen compañero y amigo. Todo el mundo lo estimaba. Con sus viejos tenía una relación bárbara. Ellos siempre estuvieron involucrados en sus actividades apoyándolo en todo momento. Los acompaño en este terrible dolor por semejante pérdida.

Buen tipo, honesto, educado, fino, elegante, amable, de buen corazón. ¿Qué más se le puede pedir a alguien?

¡Hasta siempre amigo!