Seleccionar página

Los volantes retroceden desordenadamente quizás porque aún están confundidos al haber recibido dos goles en corto tiempo. Aquí se puede ver como nadie llega a marcar a Toni Kroos que dispara al arco con tiempo y sin marca.