Seleccionar página

Dicen que la vida se va apagando cuando uno pierde familiares y amigos. A mi también me pasa cuando se van mis perros. Adiós mi querida Matilda.