Camino por Parque Las Heras, los habitués de cuatro patas se mezclan entre las confiadas palomas y esas chillonas catas verdes; incluso algunos perros sin dueño se integran con los afortunados que comen granitos con la dosis correcta de proteínas, calcio y calorías....